Jueves, 29 octubre 2020
  • Clima
    15° C
  • Clima
    15° C
Fernando Luis San Martín, Fotógrafo y cineasta
12/07/2020
Adiós a Vicente Murabito
Adiós a Vicente MurabitoCon profundo penar, hoy me toca despedir a otro gran amigo que me ha obsequiado la cultura quilmeña…. El pasado sábado a las 11,45 horas de la noche, debido a una descompensación, y seguido de un ataque cardiaco, nos ha dejado el gran actor Vicente Murabito, a los 93 años de edad…. Figura respetada del ambiente teatral quilmeño, supo hacer reír y llorar a varias generaciones de vecinos, con sus acostumbrados personajes llenos de humanidad y grotesco.

En su juventud, se había ganado el mango, recorriendo al igual que José Marrone, los teatros populares de la boca y del bajo, con la “rascada”, como ellos tan cariñosamente la mencionaban.

Luego entre los años 50 y principios de los 60, en las más importantes salas capitalinas y quilmeñas, se establecía antes de la proyección de la película, “el numero en vivo”; el cual consistía en diversos tipos de actuación, ya fuera una cancionista o cantor, humoristas, prestidigitador o magos, fonomímica o ventriloquia.

Los intérpretes de estas atracciones, como Vicente Murabito estaban afiliados a la Unión Argentina de Artistas de Variedades, reglamentados por la Ley 14.226; eran presentaciones de corta duración, pero que incorporaban una nota distinta dentro de un programa estructurado de exhibición cinematográfica. Casi todos los cines disponían de un escenario útil para la presentación de los “números vivos”.
Fue personal estable en Radio “Del Pueblo”.

Más en los años ´80, Vicente Murabito se incorporó al elenco del gran director teatral quilmeño Alfredo Canessa, destacándose en las obras teatrales: “Una libra de carne”, junto a un gran elenco, y a sus dos amigos, Nilda Dotremont y Oscar Pometti, también en “Ahí va de mi amor un gajo”, o “Tu cuna fue un conventillo”, con su gran amigo Oscar Rodríguez Carabelli; junto a la dirección de este último, actuó en “Chau Pericles” y “El acompañamiento”.- También y ya en sus últimos días de actor, el empresario teatral quilmeño, Gustavo Castignola, lo incorporó al elenco de Casa de Arte Doña Rosa, actuando e interviniendo en principales papeles escritos a su altura.

Durante varias décadas, se lo podía encontrar junto a su hija Patricia, en el local de artículos de marroquinería de la calle Belgrano 357 de Bernal.

Hoy, los que integramos modestamente la cultura quilmeña, nos despedimos de Vicente Murabito, con un afectuoso abrazo, y le damos nuestras condolencias a sus hijos Patricia y Juan.

Fotografía de Fernando San Martín - Nilda Dotrmont y Vicente Murabito