Jueves, 4 junio 2020
  • Clima
    15° C
  • Clima
    15° C
Lic. Romina Paoloni Dir. Analysis Consulting
03/04/2020
Carta de una socióloga al pueblo argentino (parte II)
Carta de una socióloga al pueblo argentino (parte II)Apelemos a nuestro interior.

A nivel macro, coincido con todo lo que he leído en estos días: el hombre no ha cuidado su planeta: ha contaminado, no ha respetado flora ni fauna, ha agredido al resto de seres vivos y se ha agredido él mismo. Como he leído también, los animales andan sueltos, felices, sin que nada los afecte; y ahora los encerrados somos los seres humanos...

Esta pandemia nos obliga a "detenernos", a ponernos en "pausa", y ver cómo seguimos... ¡Lo que queda claro es que así no podemos seguir! Es indispensable re-pensar la forma de relacionarnos con el medio y dentro de nuestra propia especie... La violencia, el odio, las divisiones, las grietas, las faltas de respeto... A ver si entendemos de una vez que somos UNO y lo que le pasa a una persona repercute en todas las demás. Constituimos un sistema y funcionamos como tal, cada vez más interdependiente y más interconectado.

Apelemos a nuestro interior... Que este tiempo sirva para reflexionar, para realizar un profundo examen de conciencia en el que podamos ver cómo estamos tratando al otro y cómo nos estamos tratando nosotros mismos... Que este aislamiento nos sirva para darnos cuenta de que nuestros egoísmos tienen que apagarse en función del bien común. Que disminuyamos nuestra ambición económica y prioricemos nuestra evolución y espiritualidad. Que seamos capaces de brindar mayor apoyo a la ciencia; a los cientistas exactos y humanos, que son los que nos han de proporcionar elementos para poder vivir mejor, en todas sus formas. Que valoremos la tecnología; pero también, simultáneamente, valoremos la proximidad a través de los sentimientos y las emociones.

A nivel micro -y hablo de la familia como base celular de la sociedad- creo que podremos reconsiderar nuestro grado de tolerancia, intercambio, armonía y equilibrio frente al vivir cotidiano. Probablemente durante este período tengamos que disipar la angustia, el miedo y la incertidumbre que nos genera esta experiencia histórica, mundial y desconocida (a nosotros y a nuestros hijos). Los que creemos en Dios, contamos con el recurso de la fe y la oración. Cada uno deberá bucear en su interior para descubrir recursos válidos para aplicar en este contexto.

Vayamos a nuestra caja de herramientas: seguro tendremos distintos recursos, guardados y empolvados, pero que lograremos identificar... Los que conocemos y transmitimos Mindfulness, aprovechemos para demostrar que éste es un recurso más, para momentos de estrés y ansiedad. Practiquemos con los más pequeños y colaboremos en el alivio de su incertidumbre. Ellos se encuentran muy inseguros sin su rutina diaria... Aconsejo hacer una pequeña rutina dentro de la "no-rutina"...

¡Tenemos mucho por aprender! ¡Que éste sea el tiempo! Coincidirán conmigo en que de esto salimos entre todos, totalmente unidos, en una humanidad compartida. Será como resetearnos y resurgir más resilientes, fortalecidos de la adversidad y entendiendo e interpretando "para qué" nos ha de ocurrir esta vivencia... Valoraremos luego y con otro acento, un beso, un abrazo, una palabra de aliento, la ayuda, el ser compasivos, el compartir...
Yo creo que vamos a poder, finalmente, REGALAR AMOR....

Lic. ROMINA PAOLONI
Socióloga USAL - Directora de “Analysis Consulting”