Jueves, 4 junio 2020
  • Clima
    15° C
  • Clima
    15° C
Lic. Romina Paoloni Dir. Analysis Consulting
30/03/2020
Carta de una socióloga al pueblo argentino (parte I)
Carta de una socióloga al pueblo argentino (parte I)Obedezcamos las indicaciones.

Como socióloga, me permito compartir una reflexión sobre la situación que estamos atravesando (que espero nos ayude para poder repensarnos como sociedad...)

No creo que sea inexistente el valor de la solidaridad en el pueblo argentino; prueba de ello son los pequeños "grandes" gestos que nos rodean: desde mamás que se encuentran colaborando en el armado de barbijos sin ser costureras, adultos no docentes que ofrecen ayuda a las distintas familias para que los niños realicen su tarea virtual o personas que solicitan a los adultos mayores que les avisen sobre su necesidad de alimentos o fármacos para que no salgan de sus casas. ¡Ni que hablar del PERSONAL SANITARIO que brinda su asistencia al prójimo, día y noche, exponiendo su propia vida con una valentía insuperable! Mi amiga médica se pregunta... ¿es necesario pasar por esta experiencia para que la gente valore a sus doctores, enfermeros, y en general, a todo el personal del sector? Yo creo que, lamentablemente, los seres humanos aprendemos así, de esta manera... Cuando estamos en situaciones límites... Cuando lo que está en riesgo o se está a punto de perder es la propia Vida... (y lo dice una sobreviviente de cáncer de mama, que aprendió a tener una mirada muy diferente, luego de haber transitado esta enfermedad...)
Pudiendo ser conscientes de esto... ¡Comencemos a aprender de otro modo! NO cuando estamos al límite, al borde de las situaciones... ¡Aprendamos ANTES! Hay ocasiones en las que tenemos la oportunidad, la experiencia del otro y el margen de tiempo para hacerlo…

No creo que el argentino no sea solidario. Sí creo que hay una porción de esta sociedad que sufre una importante cuota de inmadurez, que se ve manifiesta en el comportamiento típico de un niño o joven que desafía la ley, que transgrede, que no quiere cumplir con las normas. Es la famosa "viveza" que lleva a evadir, corromper, y sacar partido; que se mueve impulsada por el propio beneficio sin empatizar con los demás. El Presidente establece un Decreto para cuidarnos; y muchos individuos deciden viajar a una ciudad balnearia, jugar un partido de fútbol o vulnerar la cuarentena habiendo regresado del exterior del país. Aquí surge la cuota "infantil", sobre la cual esta sociedad aún debe trabajar. Todos los que constituimos esta Nación -y por supuesto, a nivel planetario- debemos proceder con responsabilidad y sensatez; no hay lugar para incumplimientos, ya que una sociedad organizada necesita de pautas y reglas que todos deben acatar para garantizar su buen funcionamiento (sobre todo, en momentos de emergencia como éste).

Insto a que obedezcamos las indicaciones que nos efectúan las autoridades y los médicos para que podamos transitar este desafío con el menor costo posible; y para que definitivamente, podamos dar ese salto a la “madurez” que el pueblo argentino debe revelarse a sí mismo. ¡Tenemos el potencial para hacerlo!¡Demostremos que podemos obedecer las indicaciones a la hora de cuidar nuestra salud y la de nuestro prójimo…! QUEDATE EN CASA.

Lic. ROMINA PAOLONI
Socióloga USAL - Directora de “Analysis Consulting”