Jueves, 30 mayo 2024
  • Clima
    15° C
  • Clima
    15° C
Casi Angeles, un programa que
11/06/2008
Casi Angeles, un programa que invita a soñar o a evadirse de la realidad?
La educadora quilmeña presenta un cuestionamiento firme a este programa televisivo que invita a soñar a los adolescentes. ¿En qué necesitan soñar los chicos? ¿Evadirse de su realidad, los ayuda a construir un futuro mejor? Otra desafiante opinión de la especialista.

(Por Inés Noya) En estos días estuvimos comentando sobre algunos programas de T.V. destinados a niños y adolescentes y el impacto que sus contenidos causan en sus corazones y mentes.
Aunque muchos se resisten a aceptarlo y defienden al medio y los contenidos por considerarlos inofensivos o simplemente ficción inocua y hasta beneficiosa en cierto sentido, cada vez es mayor el número de padres y docentes preocupados por lo que vemos y vivenciamos junto a ellos, en la realidad cotidiana.
Cuando comentábamos sobre el programa Casi Ángeles, algunas lectoras hablaron de que es un programa que trata la realidad que viven los chicos y valoraba la habilitación o la invitación que el mismo les hace, a soñar y luchar por lo que los chicos quieren. Sin desatender la opinión de quienes así valoran este y otros programas similares,
Creo que muchas veces los adultos estamos empecinados en no querer aceptar la evidencia cruda de la realidad que nuestros chicos viven.
En un tiempo y contexto social complejo y contradictorio que los aliena, las propuestas del mundo adulto, en especial de los medios, apuntan a cautivar sus mentes con mensajes que los aseguren como consumidores de las ideas que benefician a un sistema que se vale de mentes disipadas, poco reflexivas y apegadas a lo fácil y superficial, en detrimento de todo desarrollo espiritual.

LA REALIDAD DE LOS CHICOS
Las situaciones presentadas por los personajes de éstos programas, por más que a veces lo intentan, distan mucho de la realidad (¿otra realidad?) que nuestros chicos viven día a día en nuestras ciudades, en escuelas, plazas, clubes, calles y discotecas.
Un informe publicado esta semana en un matutino nacional, releva un 73% de alumnos secundarios en todo el país que toma alcohol de los cuales la mayoría lo hace el fin de semana buscando el descontrol, es decir hasta la borrachera.
Los chicos reconocen que se ha instalado entre ellos que el que no toma es un flojo, es el distinto y por supuesto, nadie quiere serlo. Algunos chicos dicen que en sus casas han terminado por aceptarlo como algo normal, y ya no los molestan. Muchos dicen que hasta las chicas ya no se cuidan y toman hasta quedar arruinadas, según sus propias palabras.
En alcohólicos Anónimos, estos dichos se confirman: un tercio de los que asisten a los grupos de Buenos Aires son jóvenes y entre ellos hay muchas mujeres. Dando vuelta la página, podemos echar un vistazo a los embarazos de adolescentes que lejos de disminuir a causa de los planes de prevención y educación que distintos organismos sociales y estatales encararon en los últimos años, siguen en aumento.

LA REALIDAD DE LOS HOGARES Y ESCUELAS
En otra nota de la semana, el tema era la pornografía y los contenidos de alto voltaje erótico que los chicos consumen por Internet y se alertaba a los padres sobre los métodos en vigencia para captar en la Web a chicas para prostituir.
Si seguimos el recorrido, pronto podremos arribar a los informes sobre niños y adolescentes incontrolables en hogares y escuelas; niños tiranos, que manejan a sus padres y mantienen a la familia alrededor de sus caprichos; alumnos que desafían y agreden a sus profesores.
Mientras tanto, los resultados de las evaluaciones sobre la calidad educativa de nuestros niños y adolescentes continúan siendo un quebradero de cabeza. Día tras día se escucha el clamor de los docente que aseguran que la escuela se ha vuelto en muchos lugares, un espacio confuso, donde difícilmente se logren los objetivos educacionales, mientras las energías y el tiempo se diluyen en la resolución de conflictos de convivencia, donde no faltan la violencia y la demanda tanto de chicos como de sus padres.

LA REALIDAD DE LA SOCIEDAD
También podremos saber de las chicas y chicos que sufren y se enferman física y psicológicamente a causa de una idea peligrosa sobre el valor humano y la belleza exterior. Claro que ni hablaremos del hambre y la miseria, de los chicos que se esclavizan consumiendo droga desde la más tierna infancia y de la muchedumbre de ellos que mendigan y vagan por las calles de la ciudad que los cobija y los mata!
Esta es nuestra realidad_ y la de ellos. Y no es un mensaje catástrofe. Es cruda, es fatal, pero es lo que tenemos, la verdad que nos rodea y nos duele!

HAY SUEÑOS_ Y SUEÑOS
Claro que es hermoso que los chicos sueñen y luchen por causas e ideales nobles; que se esfuercen por ello y que los adultos los acompañemos y les seamos referentes y ejemplos de vidas dignas.
Sólo que se hace difícil pensar en una realidad de chicos y adolescentes reales, de carne y hueso, que inspirados en los personajes y situaciones planteadas por estos programas, sueñen buenos sueños que los desafíen a comprometerse en la construcción de un futuro mejor.
Sinceramente, no creo en absoluto que ninguno de éstos programas contribuya a ello, ya que siendo su consumo masivo en todos los estratos sociales, sus efectos beneficiosos deberían notarse.
No se trata no obstante, de demonizar la TV como dije en otras notas. No podemos huir ni hacernos los distraídos frente a la contundencia de un mundo real y concreto que nos demanda y desafía más allá de nuestras posibilidades.

CUAL ES LA REALIDAD
Necesitamos dialogar, provocarnos a la reflexión; estimularnos a buscar información, a inventar juntos propuestas innovadoras que cautiven sus corazones y los ayuden a volar y a soñar, con ellos como protagonistas y no como consumidores pasivos. Ellos necesitan entender que no es con el alcohol, ni con el sexo descontrolado, ni desde la ignorancia o la mentira de la vida Light y del culto de las apariencias, que se conquista el futuro y se garantiza la dignidad de la vida.
No nos cerremos al diálogo; no desechemos por distinta una idea; valoremos la diversidad de miradas. Así también estaremos ayudando a crecer y enseñando a volar más allá de lo inmediato e inminente.

NOTICIAS DE INTERÉS
OPCIONES
COMPARTIR
TRANSFERIR
Escanea el código QR con tu móvil para visualizar la noticia.

Ampliar
Quilmes Compra Publicaciones Quilmes Compra Publicaciones
Serbazares Home
Quilmes Compra Publicaciones
Xsitestore
Quilmes Compra Publicaciones
ESSEN