Viernes, 3 febrero 2023
  • Clima
    15° C
  • Clima
    15° C
DOS DE ELLOS SON QUILMEÑOS
28/11/2022
Libro de historia sobre “Los muertos de Plaza de Mayo” le pone nombre a las víctimas
Libro de historia sobre “Los muertos de Plaza de Mayo” le pone nombre a las víctimas
El autor buscó sacar del anonimato a las víctimas de distintos hechos sangrientos de nuestra historia política, Y le puso así rostro, además de nombre, a las personas fallecidas.
Héctor Daniel De Arriba acaba de presentar su libro de historia “Los Muertos de Plaza de Mayo: 1945-1953-1955”, en el que relata tres hechos históricos relacionados a las víctimas en el peronismo en esos tres momentos de convulsión política. Y en adelanta la historia de dos quilmeños fallecidos en uno de esos hechos.

Tras una investigación de casi cinco años, De Arriba relata a lo largo de 368 páginas, tres fechas: la madrugada del 18 de octubre de 1945; el atardecer del 15 de abril de 1953 y las tres oleadas de aviones que entre las 12.40 hasta las 15.30, aproximadamente, asolaron la Plaza de Mayo y sus alrededores; el barrio de Recoleta y la avenida Crovara, en La Matanza, el 16 de junio de 1955.
“Muy pocos argentinos saben, que al terminar el acto del 17 de octubre y al desconcentrase la multitud, dos jóvenes murieron baleados frente a la sede del desaparecido diario Crítica, a pocas cuadras de la plaza de Mayo. Ellos fueron Darwin Ángel Passaponti (18 años)  y Francisco Ramos (21 años)”, relató el autor.

“En abril de 1953, mientras se desarrollaba un acto convocado por la CGT y hablaba el presidente  Juan Domingo Perón, desde el balcón de la Rosada, estallaron dos bombas, la segunda (en la boca del sube A Plaza de Mayo) la cual mató a seis ciudadanos: Santa Festigiata viuda de D’Amico, Mario Pérez, León David Roumieux, Osvaldo Mouche, Salvador Manes y José Ignacio Couto. Nadie los recuerda en la actualidad, ni siquiera con una simple placa conmemorativa”.
“Pero quizá, sí esté presente en la memoria colectiva lo sucedido el jueves 16 de junio de 1955.
Ese día, muchos argentinos esperaban un desfile de aviones sobre la avenida y plaza de Mayo. A las 12.40 comenzaron a caer bombas contra la Casa Rosada –con el objetivo de matar al presidente- y sobre la Plaza, Avenida Colón, Av. Yrigoyen. También fue atacada la residencia presidencial en el barrio de Recoleta y tropas oficialistas que avanzaban por la Av. Crovara desde La Tablada. Mi profunda y larga investigación confirmó 214 fallecidos. Cifra no cerrada”.
“Esta tragedia de 1955, tuvo a dos quilmeños entre sus víctimas: 



-Julio Atilio Mercante: 54 años, argentino. Sus heridas fueron escoriaciones rodilla izquierda y tinto cianótico en cara. Falleció por asfixia por compresión. Su cuerpo fue llevado al Policlínico Argerich. Vivía en Pringles 654, Quilmes. El diario local, El Sol, en su edición del 18 de junio, publicó “Julio Atilio Mercante murió en cumplimiento de su deber ciudadano Mientras se hallaba en su puesto de ciudadano, sirviendo sus ideales de peronista y de compañero leal, perdió la vida el jueves último (…).” Trabajaba, desde hacía varios años, en la municipalidad local. Con motivo del deceso el Departamento Ejecutivo, por decreto, adhirió al duelo, envió copia certificada del mismo a los deudos más una palma de flores e invitó a funcionarios y empleados al cementerio. El sábado 18, fue inhumado en la necrópolis local. Estuvieron presentes sus familiares y amigos, el intendente Armando Bucich, personal de la comuna, miembros del Consejo Peronista, del Subcomando Táctico local y del Sindicato de Obreros y Empleados quilmeños. Lo despidieron tres oradores. El aviso fúnebre estuvo encabezado por su esposa Juana María Palavecino, sus hijos Ricardo Juan y Ada Haydee, su futura nuera Julia Sánchez, sus hermanos Ema, Roberto, Zulema, Matilde, Elvira, Julia y Ricardo y otros deudos”.

“-Salvador Patrignani (hijo): 30 años, argentino. Ingeniero. Una herida de bala en región pectoral derecha le provocó la muerte. Fue llevado a la Asistencia Pública. Velado en Bernal (J. E. Uriburu 441), ingresó el 18 de junio al cementerio de Ezpeleta-Quilmes. En el aviso fúnebre del diario La Nación lo despidieron sus padres (Salvador y Rosa Filogna), sus hermanos (Otilia y Francisco) y sus hermanos políticos. En los avisos fúnebres del diario La Prensa invitaron a despedir sus restos la presidencia y directorio del Banco Hipotecario Nacional, su personal, la Asociación de Empleados, la Agrupación de Empleados Peronistas del mismo banco y la Asociación Bancaria (Sociedad de Empleados de Banco)”.

La obra posee 6 capítulos, un Anexo fotográfico, Conclusión y Agradecimientos con aportes inéditos. “El objetivo fue darle vida a las inocentes víctimas: que dejen de ser un nombre y apellido solamente y pasen a la memoria como personas cuyos proyectos quedaron truncos”, expresó el autor.

EL AUTOR
Héctor Daniel De Arriba nació en Adrogué-Almirante Brown-, (15 de febrero de 1957). Profesor en historia (egresado del I. S. F. N° 41 de Adrogué); barman (por la Universidad Nacional de Quilmes). investigador independiente acreditado con carnet y proyecto en la Biblioteca Nacional Argentina, Biblioteca Nacional del Maestro y Archivo del Palacio de Tribunales (CABA) y Biblioteca Nacional de Uruguay.

Ejerció como docente, frente a alumnos, y cargo directivo, en escuelas estatales y privadas de nivel secundario y terciario del Gran Buenos Aires Sur (Monte Grande, Adrogué, Quilmes, Florencio Varela, Lomas de Zamora).

Ha recibido distinciones por su trayectoria docente y cultural de: la Municipalidad y Consejo Escolar de Florencio Varela; Dirección General de Escuelas y Cultura de la Provincia de Bs. As.; Asociación Amigos Mokichi Okada y Raíces del Tarumá de Fcio. Varela; Fundación Buenos Aires-SIDA-CABA y Asociación Amigos de las Artes-Quilmes. 


 
NOTICIAS DE INTERÉS
OPCIONES
COMPARTIR
TRANSFERIR
Escanea el código QR con tu móvil para visualizar la noticia.

Ampliar
Quilmes Compra Publicaciones Quilmes Compra Publicaciones
Betular Maria Fernanda, Veterinaria
Quilmes Compra Publicaciones
Lobo Bontempo Joyas
Quilmes Compra Publicaciones
OUTLET RODIA