Jueves, 12 diciembre 2019
  • Clima
    15° C
  • Clima
    15° C
FUE 1-1 EN EL CENTENARIO
02/12/2019
Quilmes igualó ante Brown de Adrogué y cerró el año envuelto en silbidos
Quilmes igualó ante Brown de Adrogué y cerró el año envuelto en silbidos
El Cervecero empató anoche como local 1 a 1 ante Brown de Adrogué, por la 15ta fecha del campeonato 2019/2020 de la Primera Nacional. A pesar del cambio de DT, el equipo repitió los errores y se fue reprobado por la gente.
No hubo caso. La aparición de Maximiliano Serafinovich no cambió la tónica de un Quilmes que fue el mismo de las fechas anteriores. En el Estadio Centenario, por la última jornada del año, empató ante Brown de Adrogué y suma ya diez partidos sin triunfos. De un equipo que empezó el torneo mirando el ascenso directo, a uno que termina a sólo cuatro unidades del descenso. La gente lo despidió con silbidos.
El partido comenzó con Quilmes decidido a ir a buscar el primero, metía mucha gente en campo rival y arrinconaba a Brown. Y a los 3 minutos, en la primera que tuvo, se puso en ventaja. Fue con una pelota detenida: corner desde la izquierda de Gabriel Ramírez, Facundo Bruera le ganó en el salto al arquero Martín Ríos, la pelota quedó picando en el área chica y Leandro González la empujó abajo del arco para el 1 a 0. El Cervecero ganaba en el amanecer del encuentro y provocaba la reacción de la visita, que se despertaba y atacaba por la izquierda de Quilmes, buscando aprovechar los huecos que quedaban entre Leandro González, que no retrocedía, y Federico Álvarez. Y llegó a los 10 con un cabezazo de Tomás Molina apenas desviado. De a poco El Cervecero equilibraba las acciones y el partido se hacía parejo, dinámico, aunque sin situaciones de peligro. Quilmes intentaba salir rápido de contra con Martín Prost, González y Bruera, aunque no tenía claridad en ataque ante un Brown que manejaba un poco más la pelota pero que no era claro. Así, los minutos pasaron sin emociones hasta que se terminó la primera mitad. En un partido parejo, Quilmes ganaba porque había sido más efectivo ante un rival que no lo inquietó.

REAPARECIERON LOS ERRORES Y OTRA VEZ SE LO EMPATARON
En la segunda mitad, El Cervecero salió algo más adelantado, aunque la primera, al minuto, fue para Brown, cuando tras un centro desde la derecha, Tomás Molina le dio de media chilena y tapó Marcos Ledesma. La visita volvía a hacerse cargo del partido y a los 10 volvió a llegar, cuando tras una mala salida, Molina remató y la pelota cruzó todo el arco. Y a los 14, otra: le dio a colocar de media distancia Luciano Nieto, y la pelota se fue cerca del palo derecho. Iban 15 minutos cuando entró Matías Fernández por Facundo Bruera, se paró en la derecha y Martín Prost fue como delantero junto a Leandro González, Gabriel Ramírez se movió a la izquierda y el equipo quedó parado 4-4-2. La visita seguía manejando la pelota y jugando en campo de Quilmes, y a los 26 lo empató. Pase frontal desde la mitad de la cancha por arriba, la defensa durmió, el ingresado Nahuel Rodríguez se filtró entre los centrales y definió por arriba, sobre la salida de Marcos Ledesma: 1 a 1. El Cervecero se durmió un minuto y lo pagó carísimo. Inmediatamente entró Juan Imbert por Gabriel Ramírez, que se fue con una contractura. Y a los 34 fue Federico Álvarez quien sufrió una lesión (en el tobillo derecho) y fue reemplazado por Matías Noble. Los minutos pasaban y El Cervecero se ponía cada vez más nervioso, no daba dos pases seguidos ante un Brown que empezaba a conformarse con el punto. Quilmes fue sin ideas en los instantes finales, la visita se defendió bien y el juez pitó el final.

OTRO PARTIDO PARA EL OLVIDO
El empate terminó siendo un resultado justo. Porque en el primer tiempo fue un poco más El Cervecero, llegó un par de veces y logró convertir ante un rival que casi no había avanzado. En la segunda etapa la historia fue bien distinta, porque Brown salió decidido a buscar, de plantó en campo de Quilmes, le generó varias situaciones hasta que se lo empató. El Cervecero nunca encontró claridad en ataque, no generó peligro y terminó el partido sufriendo. Otra vez no logró sostener una ventaja a favor, como tantas veces le pasó a lo largo del torneo.
Final de año para Quilmes y adiós a la primera mitad del torneo. Con el empate de anoche, ya son diez partidos sin sumar de a tres, el equipo termina el año desdibujado, a sólo cuatro unidades del descenso. Con Leonardo Lemos o con Maximiliano Serafinovich, la historia no se modificó. Habrá que esperar el arribo del nuevo DT y los refuerzos para conocer si Quilmes vuelve a ser ese equipo que ilusionó a sus hinchas en las primeras fechas.






 
NOTICIAS DE INTERÉS
OPCIONES
COMPARTIR
TRANSFERIR
Escanea el código QR con tu móvil para visualizar la noticia.

Ampliar
WeekON Publicaciones WeekON Publicaciones
Alquilherr
WeekON Publicaciones
American Truck
WeekON Publicaciones
Korner Plaza