Jueves, 12 diciembre 2019
  • Clima
    15° C
  • Clima
    15° C
BIENESTAR
02/12/2019
La menopausia dispara el riesgo de enfermedad cardiovascular
La menopausia dispara el riesgo de enfermedad cardiovascular
Los cambios físicos y hormonales favorecen la aparición de "una constelación" de factores de riesgo. Durante la menopausia la mujer pierde el efecto protector de los estrógenos. Para aliviar los síntomas de la menopausia hay que tener unos hábitos de vida saludables.
Cada año fallecen en el país más de 65.000 mujeres como consecuencia de un accidente cardiovascular, un conjunto de enfermedades vinculadas a factores de riesgo como el colesterol, la obesidad, la hipertensión o la diabetes que se disparan durante la menopausia por el descenso de los estrógenos. 

El riesgo de un accidente cardiovascular en la mujer aumenta a partir de los 50 años, edad a la que suele sobrevenir la menopausia acompañada de una serie de cambios físicos y hormonales que favorecen la aparición de "una constelación" de factores de riesgo. 

En la menopausia es más frecuente ganar peso, que aumente el colesterol y la tensión, cuestiones que favorecen los problemas cardiovasculares como los infartos o ictus, se señala desde el Consejo de Expertos de la Fundación Española del Corazón (FEC) en el área de mujer. 

Una de las razones de estos cambios es que durante la menopausia la mujer pierde el efecto protector de los estrógenos. De hecho se ha visto que aquellas mujeres a las que por razones médicas les extirpan los ovarios a una edad muy temprana, también desarrollan ese perfil de riesgo. 

No obstante, se recomienda un seguimiento médico estricto en el caso de mujeres con antecedentes familiares o que hayan padecido en algún momento algún problema cardiovascular. Para el resto de las mujeres sería suficiente un control anual en el que se supervisara la tensión, el colesterol y la glucosa, que permite al médico conocer si existe o no algún factor de riesgo. 

Esta cardióloga lamenta que las mujeres no están suficientemente concienciadas con esta enfermedad, a pesar de que es la primera causa de mortalidad femenina, y cree que una de las principales razones estriba en que se trata de una patología que se ha vinculado históricamente con los hombres. 

Eso, añadido a que la mujer tiene unos niveles de autoexigencia muy altos a la hora de cumplir las expectativas tanto personales como familiares, lleva a muchas mujeres a quitarle importancia a los síntomas que sufren y lo atribuyen a otras cuestiones, por lo que tardan bastante más en recibir atención.

Además, los síntomas de un infarto en las mujeres son algo diferentes a los que experimentan los hombres, "están algo más solapados". Se dice que la mujer puede tener a la vez hasta 3 o 4 síntomas, como nauseas, sudoración, dolor de pecho y espalda, mareo... lo que provoca confusión. 

Por otra parte, la mujer históricamente tiene miedo de ir a consulta con unos síntomas y "hacer el ridículo" porque no se trate de ninguna enfermedad. Los profesionales sanitarios se sienten felices cuando ven que alguien ha consultado por algo y se puede ir tan tranquilo porque no le han encontrado nada grave.

Los médicos insisten en que es fundamental adoptar hábitos de vida saludables, como abandonar el tabaco, pero también realizar un mínimo ejercicio diario -caminar media hora- y dormir un mínimo de 7-8 horas al día. Se ha comprobado cómo las mujeres que tienen menos de seis horas de reposo nocturno asocian con más frecuencia hipertensión y obesidad. 

En cuanto al ejercicio físico, se advierte que si una mujer que ha tenido una vida muy sedentaria comienza a practicar algún deporte, debe someterse previamente a un chequeo médico. Cuanto antes elijamos la vida sana mejor, nunca es demasiado tarde, aseguran los cardiólogos. 
 
NOTICIAS DE INTERÉS
OPCIONES
COMPARTIR
TRANSFERIR
Escanea el código QR con tu móvil para visualizar la noticia.

Ampliar
WeekON Publicaciones WeekON Publicaciones
Korner Plaza
WeekON Publicaciones
Calera Quilmes
WeekON Publicaciones
Asoc. Cultural Mariano Moreno