Domingo, 9 diciembre 2018
  • Clima
    22° C
  • Clima
    22° C
EN EL CRUCE VARELA
18/11/2018
Gran convocatoria en la Misa de la Esperanza celebrada por la Diócesis de Quilmes
Gran convocatoria en la Misa de la Esperanza celebrada por la Diócesis de Quilmes
Este sábado 17 de noviembre se llevó a cabo la XXIII Misa de la Esperanza en el Cruce Varela, que contó con la presencia del Nuncio Apostólico, el arzobispo congoleño León Kalenga Badikebele, el obispo de Quilmes Carlos José Tissera, el obispo auxiliar de Quilmes Marcelo Julián (Maxi) Margni, el obispo Juan Carlos Romanín, el secretario de la Nunciatura Vicenzo Turturro, sacerdotes, diáconos y comunidades de la diócesis de Quilmes.
A pesar de las amenazas de lluvia, a las 19 se realizó la misa en el lugar previsto, donde horas antes se habían llevado a cabo la olla popular con los movimientos sociales, el festival de música y la radio abierta. El lema que animó la jornada fue “Escucha Señor el clamor de los pobres”.

El encuentro fue presidida por monseñor Kalenga Badikebele y la homilía estuvo a cargo del obispo Tissera.



El Obispo de Quilmes alzó su voz por los jóvenes, las personas pierden sus puestos de trabajo, o que sus salarios son depreciados por la inflación, por las víctimas del desborde de arroyos, de la inseguridad y de las políticas públicas insuficientes.

Tissera, además, agradeció en nombre de la diócesis al Nuncio Apostólico por su presencia, recordó al obispo Jorge Novak que propuso esta misa “para momentos difíciles” y resaltó la figura del obispo Enrique Angelelli y de los otros tres sacerdotes riojanos que serán beatificados el año próximo.



Durante el ofertorio las parroquias de Quilmes ofrecieron carne, las de Berazategui, agua, y las de Florencio Varela, verduras, como aporte simbólico para la olla popular.

Esta Misa de la Esperanza coincidió con la II Jornada Mundial de los Pobres que convocó el Papa Francisco, que pretende ser un signo de cercanía de la Iglesia con las personas que sufren necesidades.


Al finalizar, el arzobispo Kalenga Badikebele dijo a los presentes que “aquí encontré la alegría de la gente y me llevo el grito y el dolor de los pobres. Nosotros, los buenos pastores, estamos dispuestos al martirio por ustedes”. Y completó, cuando recordó a los pobres que “la unión hace la fuerza, porque ustedes ayudan al Señor Jesús a llevar la cruz hacia el calvario”. Y para concluir dio la bendición final en nombre del Papa Francisco.
 
NOTICIAS DE INTERÉS
OPCIONES
COMPARTIR
TRANSFERIR
Escanea el código QR con tu móvil para visualizar la noticia.

Ampliar
WeekON Publicaciones WeekON Publicaciones
Alquilherr
WeekON Publicaciones
Herrajes CM
WeekON Publicaciones
Korner Café