Miércoles, 19 septiembre 2018
  • Clima
    18° C
  • Clima
    18° C
REFLEXIÓN
08/03/2018
"Hablar del aborto es hablar de vida o muerte, y nadie quiere eso"
Desde una clara posición en defensa de la vida, una profesional de la familia hace énfasis en los temas "de fondo" que parecería que se prefiere evitar en el debate parlamentario.
La orientadora familiar y psicopedagoga quilmeña Inés Noya señaló que "antes de hablar de aborto, deberíamos hablar de los absolutos", cosa que "esta sociedad prefiere evitar". Consideró que en el debate público sobre el aborto,  "se proponen miradas parciales de un tema muy complejo y profundo, como es la vida o la muerte".

-¿El aborto es asesinato? ¿Cuándo comienza la vida?
"La pregunta así planteada es arrancar a medio camino en un tema que debería plantearse desde una mirada más profunda. Decimos que la ciencia ha probado que la vida comienza desde el mismo momento de la concepción, porque a partir de la unión de los gametos se genera una información (genética) nueva, única, con una identidad; entonces está dando inicio a una nueva entidad, y por eso decimos que allí se inicia la vida. No hay más información que ingrese en ese huevo luego de esa unión, y desde esa información, en el proceso de gestación aparece el ser humano", comenzó Noya.

"Debatir una ley sobre aborto legal o no, es una relativización del tema. Hay que preguntarse si matamos o no matamos. Obviamente nadie quiere reconocer que abortar es matar, pero si hay una vida en ese primer huevo, entonces con el aborto estamos matándola", expresó.

RELATIVIDAD
"Si analizamos una postura o la otra, veremos que son todas miradas parciales. Hay quienes defienden los derechos, porque ésta es una sociedad que le gusta hablar de derechos pero no de deberes y obligaciones, y resiste también hablar de absolutos. Una ley se aprueba por sí o por no, y eso es el terreno de los absolutos, pero nuestra sociedad no quiere los absolutos, sino que prefiere hablar de 'depende', de las relativizaciones. Estamos en una ética relativista".

"Hay quienes rechazan plantear el tema del aborto desde la moral, y prefieren hablar desde el punto de vista de la salud pública. Los que rehúsan hablar de los absolutos prefieren escindir la realidad, y se focalizan sólo en la salud pública. Pero si estamos hablando de vida o muerte, no podemos hablar sólo de salud pública, sino de un tema mucho más trascendente, que abarca por lo menos lo filosófico".

"Y no me gusta decir religioso, porque se aprovechan estos debates para fustigar lo religioso. Pero al hablar de vida no podemos dejar de contemplar la espiritualidad de lo humano, porque es mucho más que de la biología o de lo social. Estos temas nos sacuden porque son muy profundos, pero estoy muy feliz con este debate", afirmó Noya.



 
NOTICIAS DE INTERÉS
OPCIONES
COMPARTIR
TRANSFERIR
Escanea el código QR con tu móvil para visualizar la noticia.

Ampliar
WeekON Publicaciones WeekON Publicaciones
Tabaquería Fénix
WeekON Publicaciones
Señor Gomez Club Quilmes
WeekON Publicaciones
Centro Odontológico Mitre