Miércoles, 17 octubre 2018
  • Clima
    18° C
  • Clima
    18° C
FUE 1 A 0 ANTE DEPORTIVO RIEST
16/10/2017
Quilmes volvió a ganar de visitante de la mano de Miguel Caneo
Quilmes volvió a ganar de visitante de la mano de Miguel Caneo
El Cervecero derrotó en la tarde del sábado como visitante por 1 a 0 a Deportivo Riestra, por la quinta fecha del campeonato 2017/2018 de la Primera "B" Nacional. Como ante Los Andes, el héroe volvió a ser Miguel Caneo.
Un año y medio tuvo que pasar para que Quilmes volviera a ganar como visitante. Fue el pasado sábado, en la cancha de Estudiantes de Buenos Aires, donde derrotó a Deportivo Riestra, que hasta el sábado era uno de los invictos del torneo. El conjunto que dirige Lucas Nardi no pudo hacer un buen partido, pero volvió a tener a un Miguel Caneo efectivo y con eso le bastó.

El partido comenzó no de la mejor forma para Quilmes. Porque Deportivo Riestra salió decidido a ser protagonista del encuentro y de a poco lo iba logrando. El local tenía la pelota, tocaba y llegaba dominando hasta tres cuartos de cancha. Al minuto llegó y con polémica, porque un pase filtrado terminó con Roberto Bochi definiendo abajo del arco y el juez lo anuló a instancias del línea (no había posición adelantada). El Cervecero no hacía pie, cuando agarraba la pelota la perdía enseguida ante la presión de Riestra. Miguel Caneo no aparecía, Sebastián Romero tampoco, Felipe Cadenazzi era absorbido por la defensa rival y los laterales, cuando lograban proyectarse, terminaban siempre mal las jugadas. Los minutos transcurrían y El Cervecero jugaba uno de los peores partidos en lo que iba del torneo, ante un Riestra que era más, pero que tampoco era claro en los últimos metros como para generar peligro. Las únicas aproximaciones llegaban a través de la pelota detenida, porque ante la buena movilidad de los hombres de ataque de Riestra, El Cervecero se excedía en infracciones y así fue como le dio varios tiros libres cerca del área al local, que por falta de puntería no terminaron en gol. El primer tiempo se fue con un empate sin goles que por situaciones estaba bien, aunque por el manejo, merecía un poco más el dueño de casa.

CANEO VOLVIÓ A VESTIRSE DE HÉROE
En la segunda etapa la historia comenzaba de manera bastante similar a la primera, con un Riestra superior. De entrada Sebastián Soto quedó mano a mano con Emanuel Trípodi, definió por arriba del arquero y la pelota cayó en el techo del arco. A los 13 minutos entró Nicolás Castro por Brandon Obregón para tratar de darle otra profundidad al equipo, algo que no sucedió. Riestra seguía dominando pero sin llegar y Quilmes sólo lograba salir cuando los laterales se proyectaban, sobre todo Federico Álvarez. Iban 26 cuando entró Francisco Ilarregui por Matías Nouet. "Tico" se paró en la izquierda como extremo y Castro fue a la derecha. Y ahí la historia cambió. La frescura y velocidad de Ilarregui comenzaba a complicarle la vida a la defensa local, las buenas combinaciones con Álvarez terminaban con buenos desbordes y aproximaciones. Y así, a los 34 minutos, llegó la apertura del marcador. Habilitación de Sebastián Romero a la izquierda para Álvarez, centro pasado y Miguel Caneo le ganó a su marca, se tiró de palomita para meter la cabeza y clavó la pelota contra el palo izquierdo: golazo y 1 a 0. Quilmes lo ganaba cuando en el partido no pasaba nada. Pero a partir del gol empezó a tomar confianza, a tocar la pelota y a manejar los tiempos ante un Riestra abatido. Caneo le dejó su lugar a Matías Mansilla a los 40 pero todo estaba bajo control. Así pasaron los minutos sin sobresaltos hasta que se terminó el encuentro.

TRES PUNTOS DE ORO
El resultado quizás no fue tan merecido porque en definitiva fue Deportivo Riestra el que tuvo más la pelota, sobre todo en el primer tiempo y en parte del segundo. Quilmes recién encontró el dominio después del gol de Caneo, en el último cuarto de hora. Más allá de esto, el local manejó el juego hasta tres cuartos de cancha y luego de diluyó al chocar contra la defensa cervecera, que volvió a estar firme. En la segunda etapa, la presión del local fue cediendo, sobre todo cuando Ilarregui ingresó y con su velocidad empezó a complicar a la defensa de Riestra.
Más allá de merecimientos y de que el equipo todavía no encuentra el volumen de juego que pretende su entrenador Lucas Nardi, Quilmes volvió a mostrarse sólido en defensa (Emanuel Trípodi no tapó una sola pelota), terminó una vez más con el arco invicto y sumó de a tres como visitante, algo que no conseguía desde el 27 de marzo del año pasado, un año y medio atrás. El Cervecero se metió en el lote de los de arriba, y ahora tendrá dos semanas para intentar mejorar en el juego, esperando por Estudiantes de San Luis.
NOTICIAS DE INTERÉS
OPCIONES
COMPARTIR
TRANSFERIR
Escanea el código QR con tu móvil para visualizar la noticia.

Ampliar
WeekON Publicaciones WeekON Publicaciones
RD Imágenes Médicas
WeekON Publicaciones
Subway
WeekON Publicaciones
BANUS